← Volver al buscador principal

DOI: https://doi.org/10.18002/dalcyl/v0i13

PASCUAL FERNÁNDEZ BAEZA

Nombre u obra homónima: Fernández Baeza, Pascual

Lugar de nacimiento: Se cree que en Ponferrada (León)

Otros nombres:

Geografia vital: Ponferrada, Valladolid, Madrid.

Año de nacimiento: 1798

Año de fallecimiento: 1861

Lengua de escritura: español -

Género literario: a:5:{i:0;s:19:"Epístola satírica";i:1;s:12:"Fabulística";i:2;s:20:"Literatura jurídica";i:3;s:15:"Poesía lírica";i:4;s:8:"Tratados";}

Movimiento literario: a:1:{i:0;s:12:"Romanticismo";}

Relaciones literarias y personales: Si nos guiamos por las dedicatorias de sus libros, entre sus amistades cuentan Juan Nicasio Gallego, Eugenio Moreno López, Serafín de Calderón, Pedro Calvo Asensio , Eugenio Ochoa , Joaquín María López, Alcalá Galiano, Juan Eugenio Hartzenbusch y el Marqués de San Gregorio.

Temática: a:3:{i:0;s:15:"Crítica social";i:1;s:14:"Moral y ética";i:2;s:9:"Política";}

Investigadores responsables: Martínez Fernández, José Enrique -

por José Enrique Martínez Fernández

 

Biografía

Retrato de Pascual Fernández Baeza

Retrato de Pascual Fernández Baeza por Querubín Nessi (1851). Imagen de la BDH (BNE).

Se cree que nació en Ponferrada, a la que se llama «su patria», en 1798, dentro de una familia de la nueva burguesía que disputaba el poder al Antiguo Régimen. Realizó sus primeros estudios en su villa natal, estudios que tuvo que interrumpir con la entrada en ella de las tropas francesas el 3 de enero de 1809, huyendo con su familia a las montañas vecinas. Los reanudaría en Monforte de Lemos. Cursó Derecho en Valladolid, concluyéndolo en 1819 y ejerciendo, a partir de ese momento, distintos e importantes cargos dentro de la Magistratura: Promotor fiscal de su villa natal a partir de 1821, Corregidor en Lugo, Magistrado en la Audiencia de Valladolid, Fiscal y ministro en la de Madrid nombrado en agosto de 1843, miembro del Consejo Real en 1853.

Políticamente, en las elecciones de 1836 entró por vez primera en el Congreso de los Diputados formando parte de la candidatura progresista de León; asimismo, formó parte de las Cortes constituyentes de 1837 y fue reelegido en las elecciones de septiembre del mismo año. Regresó al Congreso en 1841, así como en las elecciones de marzo de 1843. En los años 1846 y 1852 fue de nuevo diputado por el distrito de Ponferrada. En el Senado ingresó en 1853 y en 1858 fue nombrado Senador Vitalicio del Reino.

Fue también Presidente de la Academia Española de Arqueología y Geografía.

Se jubiló siendo Vocal supernumerario del Tribunal contencioso-administrativo.

Murió Fernández Baeza en Madrid el 17 de diciembre de 1861.

 

Producción literaria

Este hombre de “vigorosa conciencia ciudadana” (Carnicer), es autor del Método práctico de sacar apuntes y formar extractos, claros y exactos del resultado de los procesos (1843), libro que en su tiempo hizo buen servicio a los auxiliares de Justicia.

Elaboró una muy celebrada Estadística criminal del territorio de la Audiencia de Madrid (1849), un reglamento de las cárceles de la Corte y una obra de gran empeño que dejó inacabada, Fundamentos de la Legislación.

Literariamente, gustó de la poesía y publicó algunas composiciones en periódicos provinciales como El Laberinto y El Leonés. 7

Elogio fúnebre del Excmo. Sr. D. Pascual Fernández Baeza

Elogio fúnebre del Excmo. Sr. D. Pascual Fernández Baeza …: leído en sesión ordinaria de dicha Academia de 15 de junio de 1862 … por el Excmo. Sr. D. José de Castro y Orozco. Imagen de la BDH (BNE).

En 1843 publicó Oda que leyó en 24 de julio […] en el acto de restablecerse, la Sociedad Económica de Amigos del País y en 1850 la Elegía a la muerte de Doña María del Carmen Riego (su mujer). De 1859 son las Oraciones puestas en verso y de 1860 el Canto a la toma de Tetuán: dedicado al valiente ejército, y su producto en beneficio de los heridos en la campaña de África.

En 1854 publicó en Ponferrada A Fabio. Epístola satírica en que se describen los vicios políticos y morales de la Corte, larga composición de 212 «asentada en la idea general de la epístola: la inmoralidad de la sociedad en general» (Colón Calderón); la epístola coincide con la intención que movió la escritura de su Colección de fábulas políticas y morales, publicada en 1852 (con segunda edición aumentada en 1853 titulada Colección de fábulas morales) y de su Nueva colección de fábulas morales (tomo I) y Nueva colección de fábulas morales, que figura como tercera edición aumentada que aparecieron en 1858.

La Colección de fábulas políticas y morales de 1852 dio fama al jurisconsulto, sobre todo por ser declarada de lectura obligatoria en las escuelas públicas.

El título de Fábulas morales no resulta extraño, pues a la fábula, como se sabe, se le ha asignado, entre sus finalidades, la de la educación moral. Por otra parre coincide con títulos de la tradición fabulística española como Fábulas morales de Samaniego o Fábulas morales y literarias (1820) de Rafael Crespo.

A tal carácter moralizante se debe el que las fábulas fueran consideradas muy útiles en la enseñanza y la educación, aspecto subrayado también por títulos posteriores a las de Fernández Baeza, como Fábulas de la educación (1871) de Antonio Trueba y Carlos Pravia o Moral infantil (1876) de Manuel Osorio Bernard.

 

Tradición textual

Las obras de Fernández Baeza no han disfrutado de ediciones tras su muerte; por lo tanto, conviene precisar las ediciones originales.

Método práctico de sacar apuntes y formar extractos breves, claros y exactos del resultado de los procesos(1843) se publicó en Madrid por la Imprenta del Boletín.

Estadística criminal del territorio de la Audiencia de Madrid (1849) se publicó en Madrid por la Imprenta D. B. González.

Elegía a Carmen Riego (1850) tras la muerte de su esposa así llamada se publicó en Ponferrada por la Imprenta de Joaquín León Suárez.

Colección de fábulas políticas y morales (1852) declarada de lectura obligatoria en la enseñanza de las escuelas públicas, apareció en Madrid a cargo de la  Imprenta de C. González Rubio, que se encargó también de la publicación de la segunda edición con el título de Fábulas morales en 1853.

A Fabio. Epístola satírica en que se describen los vicios políticos y morales de la Corte (1854), fue publicada en Ponferrada por la Imprenta de Joaquín León Suárez.

Nueva colección de las fábulas políticas y morales (1858) aparece como segunda edición, publicada en Madrid la Imprenta de M. Campo-Redondo.

Oraciones puestas en verso (1859) la publicó en Madrid la Imprenta de Rivadeneyra.

Canto a la toma de Tetuán, dedicado al valiente ejército español y su producto en beneficio de los heridos de la campaña de África (1860), salió en Madrid, al cuidado de la Imprenta de Rivadeneyra.

A la quinta de Bregondo, propiedad del excelentísimo señor Don Apolinar Suárez de Dez (1860) apareció en Madrid, a cargo de la Imprenta de Victoriano Hernando.

 

Como ya se ha adelantado, en su época, la Colección de fábulas políticas y morales de 1852 fue declarada de uso obligatorio en las escuelas públicas.

De su éxito da cuenta, además, el hecho de que El Observador, La Esperanza, La Nación, La Época, La Ilustración, El Universo Pintoresco y La España se ocuparan de las fábulas con firmas de Velisca (Seudónimo), Pedro Calvo Asensio y Eugenio Ochoa, que era Director de Instrucción Pública, así como Joaquín María López en sus Lecciones de elocuencia impartidas en el Ateneo y publicadas en 1856. Si nos guiamos por las dedicatorias de sus libros, mantuvo amistad con importantes personalidades del mundo literario como Juan Nicasio Gallego, Eugenio Moreno López, Serafín de Calderón, Pedro Calvo Asensio, Eugenio Ochoa, Joaquín María López, Alcalá Galiano, Juan Eugenio Hartzenbusch y el Marqués de San Gregorio.

Posteriormente la atención recibida ha sido escasa o nula, salvo algún estudio crítico que figura en la bibliografía.

De la Nueva colección de las fábulas políticas y morales (1858) existe copia digital: Valladolid, Junta de Castilla y León, 2009-2010. CDU: 821.2-1 «18».

 

Bibliografía citada

Carnicer, Ramón, «Un jurista ponferradino. Pascual Fernández Baeza», Fiestas de la Encina (Ponferrada), 1984, 13 (incluido en Del Bierzo y su gente, Valladolid, Junta de Castilla y León, 1986, pp. 55-56).

Colón Calderón, Isabel, «El linaje de Fabio», eHumanista: Journal of Iberian Studies, Vol. 3, 2003, págs. 91-104.

 

Otra bibliografía

García Castañeda, Salvador, «La fábula política española en el siglo XIX», en A. David Kossoff et alii(coords.), Actas del VIII Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas I, Madrid, Istmo, 1986, pp. 567-575.

García, Miguel J., Pascual Fernández Baeza, León, Fundación Pedro Álvarez Osorio / Ayuntamiento de Ponferrada, 2008.

Martínez García, Francisco, Historia de la Literatura Leonesa, León, Everest, 1982, pp. 326-328.

Ozaeta, Mª. Rosario, «Los fabulistas españoles (con especial referencia a los siglos XVIII y XIX)», EPOS, XIV, 1998, pp. 169-205.

Sainz de Robles, Federico Carlos, Fabulario español, Madrid, Espasa-Calpe (Austral), 1964.

 

Enlaces web

 


 

Responsable: Martínez Fernández, José Enrique.
El Doctor en Filología Románica José Enrique Martínez Fernández, actualmente jubilado, ha sido Catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada de la Universidad de León.

Revisión: Grupo de investigación LETRA.

Cómo citar y DOI del artículo: 
Martínez Fernández, José Enrique, «Pascual Fernández Baeza», Diccionario de autores literarios de Castilla y León (en línea), dir. y ed. María Luzdivina Cuesta Torre, coord. Grupo de investigación LETRA, León, Universidad de León, 2020. En línea en < http://letra.unileon.es/ >. DOI: https://doi.org/10.18002/dalcyl/v0i13.

Editado en León por © Grupo de investigación LETRA, Universidad de León. ISSN 2695-3846.

Derechos de autor según Licencia Creative Commons.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.